lazoNegroMinero_thumb[1]

 

El PCPV lamenta que en 2013 se hayan registrado 540 muertes laborales en España y condena la avaricia de la patronal y la falta de control en materia de seguridad por parte de las administraciones.

 

“La crisis es la excusa con la que se pretende justificar cualquier condición laboral. Pero estas muertes son consecuencia directa de la avaricia de los empresarios que quieren reducir costes ahorrando en medidas de seguridad.  Al gobierno no le puede temblar el pulso a la hora de perseguir a estos “terroristas” que anteponen el lucro a la seguridad en el trabajo. La precariedad laboral, la falta de formación y la ausencia de mecanismos de vigilancia en materia de prevención matan.”, señalan las y los comunistas en un comunicado.

 

Para el PCE-PCPV la seguridad y salud de los trabajadores y el desarrollo de la prevención de los riesgos laborales son cuestiones fundamentales “que no pueden ser recortadas por ninguna realidad económica”. “Para ello es fundamental revisar las actuales políticas y reforzar de manera real y práctica la intervención de los trabajadores y sus representantes legales en esta materia ofreciendo garantías y medios para ello”.

 

Asimismo, el Partit Comunista advierte que las cifras pueden ser muy superiores. “No podemos obviar que éstas son las cifras de los accidentes declarados. Y en nuestro país tenemos una economía sumergida que, según estimaciones, ronda  el 25%”.

 

“A todo esto hay que añadir un total de 459.535 accidentes con baja. Estas cifras  son demoledoras. Más si tenemos en cuenta a la hora de analizar estos datos cuestiones como la caída de la población activa, las cifras de desempleo y la crisis en sectores como la construcción. Esto evidencia que una de las sacrificadas en la lucha contra el desempleo es la seguridad y salud de los trabajadores”, explica Cristina Reos, Secretaría de Movimiento Obrero del PCPV.