Un debate sobre las maestras republicanas cierra “Los días republicanos de Burjassot”

Una charla-debate sobre las maestras republicanas puso el pasado viernes el broche final a los “Días Republicanos de Burjassot”, una serie de actos reivindicativos organizados por el PCPV, Esquerra Unida y la JCPV.

Medio centenar de vecinas y vecinos se acercaron a la sede de EUPV en Burjassot para conocer el papel que jugaron las profesoras durante la II República. Amparo López, de la Plataforma de Burjassot per la III República, abrió la charla recordando la importancia de reivindicar a las “maestras del progreso” para formar conciencias criticas en una época en la que “nuestros derechos y libertades retroceden”.

Maite Gabaldón, Secretaria de la Mujer del PCPV, señaló que la II República supuso grandes avances para la mujer como la despenalización del aborto o el derecho al voto. “Desde el Partido Comunista sabemos mirar para atrás. Pero también tenemos un proyecto de futuro para caminar hacia la III República. Una república que recoja el legado de la segunda, esa base que dejaron las maestras republicanas alfabetizando a la población, para construir una nueva basada en los derechos sociales. Porque las miradas al pasado no deben ser nostálgicas, sino constructivas”.

Luis Manuel Expósito, historiador, centró su intervención en el caso de Burjassot, que fue un importante núcleo de acogida de menores durante la guerra civil. “Fueron mujeres, republicanas y feministas, las que hicieron desaparecer sin violencia los terribles orfanatos de monjas para instaurar, en su lugar, un régimen de acogida familiar. Eran colonias en las que los niños aprendían, jugaban, recibían visitas y realizaban excursiones”, explicó.

“En Burjassot había dos de estas colonias para acoger a los niños refugiados. Las maestras cuidaban de los pequeños con un trato muy familiar. Pero no eran las únicas, pues los niños mayores ejercían el rol de hermano mayor”.

Expósito narró el funcionamiento de las colonias y los problemas a los que se enfrentaron las maestras. Además, premió a los asistentes con curiosidades como que fue el PCE el que se hizo cargo de los ancianos del asilo de Burjassot durante la guerra o que los comunistas fueron los depositarios de los fondos que avalaban la moneda acuñada por el Consejo Local.

Tras las intervenciones de los ponentes, el público debatió sobre la influencia de la Iglesia en el voto femenino de la época y el paternalismo de parte de la izquierda con las mujeres, a las que excluyó de la vida pública tratándolas como menores de edad.