El Partit Comunista del País Valencia y sus juventudes participaron en la concentración en repulsa del ERE con el que amenaza la multinacional Vodafone-ONO de más de 1.300 familias.

PCPV_Alicante2
VODAFONE en 2013 obtuvo más de 500 millones de euros de beneficio, y aún así, ejecuto un ERE que supuso: 130 externalizaciones, 629 despidos, 150 personas afectadas por cambios de condiciones laborales (tipo de contrato, jornada…) y bajada salarial, beneficios y convenios para toda la plantilla que se quedó (3.500) incrementándose la productividad al extremo de tener que denegar los permisos de los trabajadores por falta de personal para atender las necesidades de la empresa.

En junio de 2014 VODAFONE adquirió ONO por 7.200 millones de euros debido a su capacidad financiera.

El 1 de septiembre de 2015 VODAFONE inicia un nuevo proceso de despidos con la presentación de un ERE que afectara a 1.297 trabajadores/as, un 20% del total de la plantilla de VODAFONE – ONO, cuando aún no se ha llevado a cabo la integración de las dos empresas que a los efectos hoy todavía funcionan en la práctica como empresas separadas y sin haber dado a los trabajadores la posibilidad de plantear alternativas a la liquidación de los empleos.

En este proceso pretende por tanto, presentar un plato servido a los trabajadores sin más opción que el despido, de los que unos 805 serian de ONO y el resto de Vodafone, treinta de ellos en Alicante, sin que hasta ahora se haya establecido una negociación real en una empresa con beneficios y que se posiciona públicamente como empresa puntera en el mercado.de las telecomunicaciones.

Por todo ello el PCPV quiere expresar su total apoyo a la plantilla de Vodafone-ONO y denunciar el ERE de una empresa con beneficios que pretende esconder en causas objetivas (económicas organizativas y de la producción) unos despidos del todo INJUSTIFICADOS.

Esto es solo posible, por la eliminación de los derechos colectivos e individuales de los trabajadores en el año 2012, en la mal llamada reforma laboral, que ha puesto a todos los trabajadores al arbitrio y capricho de los empresarios, pudiendo ser despedidos independientemente de los resultados económicos y productivos de la empresa, de si tienen beneficios o no, produciéndose así en este país el mayor retroceso social y laboral de la UE.

Ante ello el PCPV se compromete a trasladar a todos los ámbitos institucionales y políticos y a mantener su apoyo a los trabajadores de Vodafone-ONO para que estos despidos no se lleven a cabo y en cualquier caso se de una negociación real que evite la destrucción de empleos a empresas que amparándose en la ley pueden cometer una injusticia. Igualmente da su apoyo a los paros convocados por los trabajadores los días 28, 29 y 30 de septiembre deseándoles el éxito de los mismos.