circulopcpv

COMITÉ CENTRAL DEL PCPV

23 de enero de 2016

CONTEXTO, 6 PUNTOS PARA EL DEBATE DESDE LA BASE Y ACUERDOS

Aprobado por Unanimidad

 

CONTEXTO EN EL QUE SE SITÚA EL DEBATE DEL PCPV

En primer lugar debemos felicitar el extraordinario trabajo que la militancia del Partido y sus Juventudes – junto a los compañeros y compañeras de EU y del resto de la candidatura de Unitat Popular – , ha llevado a cabo durante la campaña electoral del 20D, posiblemente la campaña más dura de las últimas décadas. Una campaña sin embargo en la que el PCPV ha vuelto a ser visible en un proceso electoral después de varias décadas, como una muestra más de nuestra voluntad de que el Partido Comunista tenga una voz propia y potente en todos los espacios.

Desde el PCPV hemos tratado de impulsar desde hace casi dos años un proceso de confluencia en torno a la movilización y al programa, como así se definió en el documento aprobado por el COMITÉ CENTRAL del 6 de Septiembre de 2014. Sin embargo, no se han dado las condiciones para dicha confluencia amplia y en igualdad de condiciones, enmarcada en un proyecto federal. Hemos de recordar que a pesar de los reiterados llamamientos de IU a construir una candidatura estatal en torno a un programa de ruptura, no hubo voluntad por parte de otras fuerzas, y eso, unido a que el debate sobre la confluencia ha sido un debate cupular con muy poca participación entre la militancia, nos ha sumido en un proceso de gran confusión entre las bases que solo se resolvió días antes de la presentación de las Candidaturas para las elecciones del 20D.

Es indiscutible que el resultado obtenido por las candidaturas de IU-UP ha sido un mal resultado, a pesar de haber obtenido casi un millón de votos castigados por una ley electoral injusta, y lamentablemente tampoco hemos logrado representación en el País Valenciano.

La realidad tras el 20D es que el régimen y sus partidos han vuelto a obtener la mayoría absoluta pero con una mayoría que posiblemente se materializará a costa de generar nuevas contradicciones y abrir nuevas oportunidades en las fuerzas políticas.

En este momento asistimos a una nueva de tuerca en la crisis de régimen que abrieron las movilizaciones contra la crisis, esta vez en forma de crisis de gobernabilidad, que no se va a resolver con la constitución de un gobierno precario, si es que se consigue.

En medio de esta crisis de gobernabilidad se abre la posibilidad de acelerar las contradicciones dentro del régimen que permitan generar la movilización necesaria para la construcción de una opción de cambio de carácter rupturista.

Los escenarios con los que nos encontramos podrían resumirse de la siguiente forma: Un primer proyecto de carácter continuista, donde cabría incluir al empresariado tradicional español de sectores como el inmobiliario, el turístico o de restauración. A nivel de geografía electoral su apoyo se concentra en las provincias del interior, zonas de agricultura subvencionada por la UE y sector de servicios tradicional. La prioridad política de dicho proyecto es constitucionalizar las políticas de austeridad, la vuelta a casa de las mujeres y en especial, la adopción de una reforma electoral de carácter mayoritario.

Existe un segundo proyecto de carácter regeneracionista definido como la necesidad de asumir cambios superestructurales sin modificaciones en la estructura económica y laboral del país. Proyecto regeneracionista que cuenta con un fuerte apoyo urbano centrado en la España del litoral, Madrid y la cuenca del Ebro, que constituyen las zonas económicamente más desarrolladas y más insertadas en la globalización. Segunda Transición que tiene fuertes bases de apoyo en sectores empresariales transnacionalizados. El elemento central de dicho proyecto es la reforma constitucional.

Un tercer proyecto vendría definido por la defensa de la ruptura democrática en forma de proceso constituyente, cuya máxima expresión política en estos momentos es IU-UP, que ha visto reducida su base electoral, pero cuya base social es más amplia si se tienen en cuenta los profundos problemas derivados de la construcción de una sociedad basada en la precariedad y la vuelta a casa de las mujeres como realidad estructural, realidad que nos abre la posibilidad de una nueva reconstrucción de nuestro proyecto en torno a este nuevo asalariado urbano resultado de una década de crisis y de política de recortes.

Pero este potencial requiere centrar el eje de gravedad de nuevo en la calle y en el conflicto social y laboral, para desde ahi construir un proceso político en torno a un proyecto rupturista y revolucionario.

Nuestra tarea fundamental es la de definir nuestra respuesta a la coyuntura social. A pesar de la profundización de la crisis, el debate constitucional se abre en forma de reforma y dicho proceso de reforma no se hará bajo un proceso constituyente de fuerte participación popular, sino bajo la política de pactos parlamentarios.

Además, la situación generada en Catalunya y en el resto del Estado tras el pacto de la CUP con Junts Pel Si, pone de nuevo con más fuerza si cabe la cuestión nacional en el centro del debate político relegando más aún la contradicción de clase, y muy posiblemente facilitará un pacto de Estado para confrontar con las las posiciones independentistas.

Frente a esta situación debemos situar el marco de nuestra actividad en articular una campaña que movilice a la militancia en torno a un discurso claro, y que haga de la calle nuestro principal marco de reconstrucción política.

Pero además, es el momento de reflexionar con la máxima profundidad sobre cuál es el modelo de Partido que necesitamos, así como sobre nuestro proyecto de de convergencia político-social en torno a un Programa (en este momento EUPV/IU). Ambos debates van profundamente ligados y deben impulsarse de manera inmediata, de abajo a arriba, y desarrollarlo a lo largo de 2016, coincidiendo con el proceso Congresual del PCE (que se extenderá hasta finales de año).

En el País Valenciano el PCPV deberá trabajar para garantizar el desarrollo de ese debate participativo entre las bases, tanto del Partido como de EU, y debemos enmarcarlo en un mismo debate, ya que va profundamente ligado el modelo de Partido que necesitamos con el modelo de confluencia. Es por ello que el PCPV debe impulsar, junto al resto de compañeros y compañeras de Esquerra Unida, de los MMSS, del ámbito cultural y el movimiento obrero ese proceso de reconstrucción de la izquierda, de su discurso y de su organización en torno a la movilización.

SEIS PUNTOS PARA EL DEBATE DESDE LA BASE Y LA ACCIÓN DEL PCPV DURANTE 2016

Llevamos demasiado tiempo ocupados en lo urgente – los sucesivos procesos electorales – y dejando en un segundo plano lo importante: debatir sobre el modelo de organización que necesitamos, fortalecerla, mejorar la comunicación, la formación y reactivar las movilizaciones unitarias. No debemos olvidarnos de la intervención diaria en la política pero hemos de tener en cuenta que sin una organización adecuada, sin una estrategia a corto, medio y largo plazo que marque nuestra propia agenda, y en ausencia de movilización social seremos meros espectadores de los acontecimientos.

Los próximos meses – además de centrarnos en impulsar nuestra acción política – serán de debate y reflexión, y debemos apostar porque éste no sea una vez más coartado a las bases y que se produzca con la mayor participación posible de la militancia. Además, si los debates no van al fondo de la cuestión y se limitan a debates cupulares, en la prensa, o símplemente cosméticos, no solo no se avanzará, sino que corremos el riesgo de caer en una dinámica que desilusione a la militancia y ponga en peligro la existencia de un proyecto de carácter transformador, anticapitalista, federal y republicano en nuestro país, y en el caso del Partido, que ponga en peligro su futuro.

Es por ello que desde el PCPV – como hemos defendido en los últimos tiempos – debemos apostar por llevar a cabo un debate profundamente democrático y participativo desde el primer momento que aborde seis cuestiones fundamentales:

1) En primer lugar debemos realizar un análisis crítico y autocrítico de lo sucedido en el seno del PCE e IU desde el proceso de las Elecciones Europeas, pero debemos analizar también las razones por las que no estamos siendo capaces de incidir decisivamente en la sociedad ante la mayor crisis capitalista de las últimas décadas, para darle un carácter transformador a las luchas y reivindicaciones.

2) Además, es el momento de empezar a debatir sobre qué modelo de Partido necesitamos, y que modelo de organización necesitamos para construir a medio largo plazo un proyecto de transformación y revolucionario para alcanzar nuestro programa máximo. La Reconstrucción del Partido pasa por fortalecer y adaptar la organización para hacerla menos vulnerable ante procesos electorales, y para que sea influyente e incluso decisiva mediante su acción directa en la sociedad. Este debate es impostergable y del PCPV debe abordarlo inmediatamente, al tiempo que reiteramos la necesidad de un Congreso Extraordinario del PCE.

3) Además, ante el proceso Asambleario al que se enfrenta IU y EUPV, debemos reflexionar desde el Partido cual es el modelo de convergencia político social que necesitamos y por el que apostamos en base a un Programa de Mínimos, y en el cual el Partido sea un actor con voz propia. En ese sentido debemos debatir sobre los mecanismos necesarios para aligerar las estructuras de nuestro espacio de convergencia (en este momento IU) con el fin de ampliarlo, al tiempo que fortalecemos al propio Partido. No pueden desligarse ambos debates.

4) Cuales deben ser los ejes de ese Programa Mínimo en base al cual tendemos la mano a la convergencia con otras fuerzas políticas y sociales. Debe ser el Programa y la movilización lo que en todo momento sustente los procesos de convergencia, y no los pactos o las decisiones cupulares. (Derogación Reformas Laborales, Ley de Seguridad Ciudadana, Euro, TTIP, IBEX, OTAN, Proceso Constituyente, República, etc…)

5) Qué papel debe tener el PCPV en los procesos dentro del PCE, así como el próximo proceso en EUPV.

6) ¿Cómo reactivar la movilización social?

Desde el Comité Central del PCPV hacemos un llamamiento al conjunto de las organizaciones locales y comarcales del Partido a reunirse en Asambleas y abordar estos 6 puntos para establecer colectivamente los ejes sobre los que debe desarrollarse el debate y acción del Partido durante 2016. Es importante que durante 2016 se reúnan periódicamente todas las  asambleas con el fin de ir profundizando el debate.

En el ámbito del debate sobre el modelo de convergencia en el proceso en EU/IU el PCPV apuesta por plantear una iniciativa política en positivo y una convocatoria amplia junto a los/as compañeros y compañeras de EUPV.

Además, es necesario hacer un llamamiento a dinamizar la actividad de las organizaciones del PCPV, y al conjunto de la militancia a implicarse en los trabajos de las distintas Secretarías, para lo cual se están desarrollando nuevas herramientas de comunicación para militantes y simpatizantes.

ACUERDOS DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCPV

Respecto al Proceso de debate

-Desde un primer momento se irán recogiendo todas las actas de las asambleas locales y comarcales para ir elaborando la sintesis de los debates para ir trasladándolas a los siguientes Comités Centrales. Las primeras “ideas fuerza” del debate de este Comité Central indican la necesidad de un Partido que recupere todas sus competencias; que abandone el exceso de electoralismo; organizado en los centros de trabajo y en el conflicto; interlocutor directo con la clase trabajadora; impulsor y organizador de la batalla cultural; un Partido Autónomo/Independiente económicamente, no vulnerable ante los resultados electorales; un Partido que profundice la democracia interna y que exija disciplina una vez adoptadas las decisiones colectivas; un Partido eficiente y ágil en la comunicación interna, y donde se cambie el concepto y el formato actual de Mundo Obrero para convertirlo en una herramienta útil.

-Además se establecerán los mecanismos oportunos para que el conjunto del PCPV conozca los debates que se están produciendo en las agrupaciones y comarcas.

La dirección garantizará que se reúnan periódicamente las asambleas locales y comarcales para ir ir profundizando el debate en torno a los puntos planteados. Además se saluda y se valora muy positivamente la disposición de la UJCE-PV para dinamizar el debate en todo el País Valenciano. Además, es necesario dar un impulso a la Formación para acompañar el actual proceso de debate.

Se debe respetar el desarrollo del debate y el calendario marcado, incluso en el caso de una convocatoria de elecciones anticipadas.

A trasladar al Comité Federal del día 30 de enero

-El PCPV considera el documento aprobado por el último Comité Ejecutivo como un documento poco concreto a la hora de plantear el debate en el Partido durante 2016.

-El PCPV está en contra del planteamiento del formato planteado del Congreso del PCE en 2 Fases, en un calendario en el que la segunda fase del Congreso se celebrará tras la asamblea de IU, no es el más oportuno y debería haberse celebrado un Congreso del PCE previo a la Asamblea de IU.

-El PCPV considera que la dirección del PCE no ha estado a la altura de las circunstancias en los últimos tiempos y ha existido una falta de dirección política, lo que ha contribuido al desconcierto entre la militancia.

-El PCPV considera negativo el hecho de que en el reciente proceso electoral se haya producido una ruptura de la federalidad en nuestra apuesta electoral.

-El PCPV reclama que en la Primera Fase del Congreso del PCE sean resueltas las siguientes cuestiones:

1)¿Existe espacio político social y electoral en este país para lo que ha venido representando históricamente el PCE/IU/UP?

En caso de que sí exista: ¿Este espacio debe converger con otros? ¿Este espacio debe confrontar electoralmente con otros?

Si se considera que no existe y que solo hay un único espacio “rupturista,” plantear la integración orgánica en/con otros.

2) ¿Somos un proyecto federal o confederal?

3) ¿Cómo concretamos organizativamente ese espacio político?

En el ámbito del Pais Valenciano

-Para la acción política en el corto plazo y ante las próximas asambleas de EUPV, el PCPV aprueba extender su debate e impulsar una propuesta política positiva y constructiva junto a la pluralidad de EUPV, sindicalistas, activistas de los MMSS, trabajadores de empresas en conflicto, cargos públicos, etc…

Tras la dimisión de Marga Sanz como Coordinadora de EUPV y del resto de la Comisión Ejecutiva, y tras la creación de una comisión gestora excesivamente amplia de 28 (o 29, aún por definir) miembros en una votación excesivamente confusa, habrá que garantizar que ésta cumpla su función, o plantear su remodelación.

Para el funcionamento organizativo del PCPV

-Será necesario remodelar la Comisión Permanente del PCPV para reforzar la dirección política, así como determinadas Secretarías clave de cara a los próximos meses.

-Tras la creacion de dos herramientas de comunicación interna, la Aplicación móvil “Camaradas” y la Red Social “CAMARADAS.NET”, será necesario generalizar su uso y convertirlas en herramientas útiles para la acción del PCPV.

Calendario

Se delega en la Comisión Permanente la concrección de las normas y el calendario en base a lo acordado por el Comité Federal del 30 de enero, intentando no solapar los debates con IU/EUPV, dándole prioridad absoluta al debate en el Partido.

ACUERDOS-CC-23E

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.